El término minimalista, en su ámbito más general, se refiere a cualquier cosa que haya sido reducida a lo esencial, despojada de elementos sobrantes.

Este término fue utilizado por primera vez en moda a mediados de los años ochenta para describir la tendencia hacia la ropa reducida y simple de tonos neutros, inspirada en las hechuras escultóricas y bien proporcionadas de los diseñadores japoneses establecidos en Europa. Las prendas minimalistas son de corte sencillo, recto e impeclasble y superficies lisas, confeccionadas con géneros de calidad y con una marcada falta de detalles y accesorios que proporciona gran elegancia.

Look Minimalista: El look minimalista es para aquellos que no quieren complicarse a la hora de vestir pero sin embargo puedan destacar y lucir a la moda, dando resultado un estilo muy clásico, limpio y sofisticado. Sin duda es una moda cómoda, fresca, sencilla y sobre todo, versátil. Este tipo de ropa no llama la atención, pero es allí donde se apoya su belleza.

Características del minimalismo:

  • Ausencia de contenido formal o de estructuras relacionales.
  • Abstracción total: las obras operan sólo en términos de color, superficie y formato.
  • Carácter “opaco” (negación de cualquier efecto ilusionístico) conforme a su verdadera naturaleza.
  • Máxima sencillez.
  • Cualidad casi inmaterial.
  • Superficies enfáticas monocromáticas, generalmente pintura blanca sobre fondo blanco o de otros colores, apenas modificadas con líneas y puntos casi imperceptibles, por marcas cerca del borde.
  • Utilización directa de los materiales que son minimamente manipulados.
  • Empleo de distintos materiales a fin de explotar la interacción de sus características físicas.
  • Creación de contrastes como brillante-mate, suave-áspero, opaco-transparente, y grueso-fino.
  • En general, predominio de formatos y colores neutros.
  • Busca lo esencial y especial.
  • Lo más importante funcionalidad de las cosas.
  • Fuera del concepto de exceso, saturación y contaminación visual
Anuncios