En noviembre de 2010, cuando Tony Austin, exmiembro de Def Jam, acudía a un acto al que había sido invitado en uno de los restaurantes de la cadena Justin’s, de la cual es dueño el multimillonario rapero Diddy, él y un compañero resultaron heridos de bala mientras se encontraban en el aparcamiento del establecimiento.
Por esto es por lo que ahora la víctima del incidente ha decidido denunciar a Sean Combs, bajo el pretexto de que el magnate no había logrado mantener la seguridad necesaria alrededor del restaurante.
No se conocen muchos más detalles sobre la denuncia, aunque os seguiremos informando cuando más datos comiencen a ver la luz.

Anuncios